Tablón de anuncios
Noticias y Colaboraciones
Corporación Municipal
Plenos Municipales
Fotos
Vídeos y entrevistas
Moros y Cristianos
Cuentas del Ayto
Senderismo
Ruta medieval
Historia
Empresas

Albergue municipal

PGOU

Las Alpujarras

Teléfonos de interés

La gran fortaleza de Al-Andalus de Juviles revela sus misterios


Imagen cedida por la Universidad de Granada


ENRIQUE BOCANEGRA. Diario EL PAIS.- Un equipo de arqueologos de la Universidad de Granada inicia las excavaciones en el fuerte de Juviles, el mayor islamico de Espana, con un presupuesto aportado integramente por un Ayuntamiento de 150 vecinos.
El fuerte de Juviles asombra por la simple magnitud de los datos: ocupa un cerro completo dividido por dos recintos, el superior con tres torres y unos 30 metros de lienzo, mientras que el inferior cuenta con 450 metros de muralla y 10 torres. En total se extiende sobre 5,4 hectareas, cinco veces mas amplio que la plaza Mayor de Madrid. Por sus dimensiones mas parece una alcazaba urbana que una fortificacion rural, admite Jorge Rouco, doctor en Arqueologia por las Universidades de Granada y Padova, responsable de la primera excavacion en el fuerte, donde ha detectado siete fases constructivas: la mas antigua del siglo VIII, cuando los musulmanes conquistaron la peninsula Iberica, y la mas reciente del siglo XVI, coincidiendo con la expulsion de los ultimos moriscos, tras la guerra de las Alpujarras. Juviles recoge los ocho siglos de historia de los musulmanes en Espana.

MAS INFORMACION
Restos constructivos del oratorio excavados en la campana de 1973 dirigida por Guillermo Fatas en el Cabezo de Miranda. En primer termino, basamento del mihrab de grandes dimensiones y planta semicircular al interior y cuadrangular al exterior, construido con mamposteria y sillares de yeso alabastrino. Imagen de 1994, tomada desde el norte El castillo y la villa de Miranda, fundados en torno a 1180 y habitados hasta el siglo XV, ocuparon el extremo sureste del Cabezo de Miranda y por consiguiente una pequena parte del primitivo espacio de la ciudad campamental de al-Yazira. Por tanto, hay en este punto una compleja superposicion de restos: iberorromanos, califales y medievales cristianos.

La basilica romana era en realidad una mezquita
La Alpujarra poseia 4.000 telares de seda antes de la expulsion de los moriscos
Aunque el fuerte era de sobra conocido, pues aparece en cronicas tan antiguas como la de Al-Muqtabis, escrita en torno al siglo XI, no fue hasta 2012 cuando el profesor Jose Maria Civantos y el equipo de Arqueologia Biocultural de la Universidad de Granada realizaron la primera ficha de diagnostico, con analisis de estructuras y de restos de ceramicas en superficie, donde proponian un plan de intervencion que no se pudo llevar a cabo por los recortes presupuestarios. A principios de este 2021, Jorge Rouco, cuya tesis doctoral sobre las fortalezas de la Alpujarra Alta fue dirigida por Civantos, le propuso a la alcaldesa de Juviles, Lourdes Molina, hacer una primera excavacion. Les ofrecimos todo el dinero del que podiamos disponer: 10.000 euros. Somos un Ayuntamiento modesto, con 150 vecinos, pero queriamos apoyarles, admite Molina, que desde que fue elegida regidora en 2003 ha impulsado toda clase de iniciativas que pongan en valor el Fuerte.

Con ese capital el pasado mayo se formo un equipo de 12 personas, entre tecnicos y estudiantes de Historia y Arqueologia de la Universidad de Granada, que se alojo durante dos semanas en el albergue municipal para ahorrar costes, compartiendo dos habitaciones para seis personas cada uno. Se levantaban a las 6.30; a las 7.20 cargaban con todo lo necesario, agua, comida y herramientas, y caminaban hasta lo alto del cerro, donde se encuentran los restos del Fuerte, a 1.300 metros sobre el nivel del mar.

Pero en un area tan extensa, equivalente a ocho campos de futbol, donde comenzar a buscar. Durante los sondeos para mi tesis doctoral identifique un sitio prometedor, el frontal de una estructura orientado hacia el sudoeste; es decir, hacia la Meca. Podia ser la alquibla de una mezquita? Otros datos apuntaban en esa direccion. La mamposteria era de mejor calidad que en el resto del fuerte, con restos de yeso, en vez de cal, y de tejas, en vez de launa, y ademas se encontraba al lado de un aljibe, cuya agua habria sido necesaria para las abluciones, cuenta Rouco.

   
Alojado por ACC S.L. Federico Ortega